Cámaras 

Las cámaras de las ruedas de bicicleta son componentes a los que no solemos prestarles demasiada atención… hasta que pinchamos. Los pinchazos son la avería más frecuente en el ciclismo, sobre todo si le das a tu bicicleta un uso intensivo. Y no solo son muy molestos, sino que también pueden llegar a ser muy peligrosos.

Si quieres reducir el número de pinchazos, lo mejor es que te hagas ya con unas buenas cámaras. En Ciclos Campuzano puedes comprar cámaras para ruedas de bicicleta con bandas antipinchazos, de todos los tamaños y con todo tipo de válvulas. Lo mejorcito que hay en el mercado.

¿Y si aún así pinchas? No puedes arriesgarte a quedarte tirado en el camino. Pierde el miedo y ve siempre preparado para una reparación exprés. Lleva cámaras de rueda extra y parches siempre contigo.

por página

La cámara Continental 700x25-32 Válvula Presta 60 mm está fabricada con los mejores compuestos para pedalear con mayor facilidad, comodidad y seguridad en tu bicicleta. Además, son muy ligeras para evitar añadir peso innecesario a tu bicicleta.

5,30 €

JGO. 2 VALVULAS GORDAS TUBELESS JOE`S

15,99 €
Showing 1 - 60 of 326 items

Cuando pensamos en las ruedas de una bicicleta, lo primero que se nos viene a la mente son los diferentes tipos de cubiertas o neumáticos. Es la parte más visible, la que entra en contacto directamente con el terreno y es su elección es realmente determinante. Pero no debemos olvidarnos de que, salvo que te hayas pasado al sistema tubeless, toda cubierta debe llevar en su interior una cámara. En el caso de los neumáticos tubulares, la cámara de la rueda está unida a la cubierta. En los convencionales, es una pieza separada que se encaja a la cubierta al llenarla de aire.

Las cámaras para ruedas de bicicleta son los componentes que más veces se cambian o reparan, así que es mejor que te familiarices bien con ellas. Y también que te hagas con unas buenas cámaras para bicicleta. Son componentes baratos y a veces la diferencia de precio entre unas cámaras resistentes y con sistema antipinchazos y otras más básicas no es muy elevada. Así que merece la pena invertir unos euros más y comprar cámaras de rueda para bicicleta de calidad.

No podemos asegurarte que no se vayan a pinchar nunca, ya que lo más probable es que si les das un uso intensivo acaben por desgastarse y pueden llegar a romperse. Pero te ocurrirá con mucha menos frecuencia y la rotura seguramente será menor (salvo circunstancias extremas) y más fácil de reparar parcheándola, en vez de tener que cambiar la cámara entera.

De todas formas, nuestro consejo es que siempre lleves encima cámaras de ruedas para bicicletas de repuesto cuando salgas en ruta, para no quedarte tirado nunca. Cuando compras cámaras de ruedas para bicicleta de las marcas de referencia, lo más probable es que salgas adelante casi siempre llevando contigo algunos parches. Recuerda que las cámaras se pueden parchear una y otra vez. Pero nunca está de más ser precavido por si sufres una rotura más importante o tu cámara está ya tan parcheada que no admite ninguna reparación más.

Que no te asuste tener que cambiar la cámara, porque es sencillísimo hacerlo. Basta con tener un buen hinchador. 

Comprar cámaras para bicicleta: características y tipos

Antes de meternos de lleno a hablar de las cámaras de ruedas para bicicleta te recordamos las partes de las que consta la rueda:

La estructura fija está integrada por la llanta, que es la parte metálica exterior, el buje, que es la parte central de la rueda y los radios que conectan ambos.

Sobre la llanta se coloca el neumático de la rueda, que es el que estará en contacto directo con el suelo. Salvo en el caso de los sistemas tubeless, este neumático está integrado por una cubierta y por una cámara de aire.

Las cámaras de las ruedas de bicicleta son como globos gruesos y muy resistentes que se hinchan a través de unas válvulas y quedan encajados entre la llanta y la cubierta (en el caso de los neumáticos tubulares, van integrados con la cubierta y se pegan a la llanta con un pegamento o unas cintas adhesivas especiales).

Respecto a los tipos de cámaras, las distinciones fundamentales que pueden hacerse son por sus materiales y por sus válvulas.

Al comprar cámaras para ruedas de bicicleta la mayoría de las que te vas a encontrar en el mercado serán cámaras de rueda de butilo, un tipo de caucho que es muy resistente y muy flexible. Como novedad, en los últimos años también puedes comprar cámaras de rueda de látex, que resultan más ligeras y flexibles, pero están mucho menos extendidas, porque resultan más complejas de mantener y reparar.

Pero lo que más marca la diferencia entre cámaras son sus válvulas.

Comprar cámaras de ruedas para bicicleta: tipos de válvulas

Existen cámaras con tres tipos distintos de válvulas. Cada una tiene un tamaño que se debe adecuar al agujero que la cubierta tiene para introducirla. De lo contrario, la cámara no encajará bien en la cubierta, aunque puedes comprar adaptadores.

Los tipos de válvulas de las cámaras son:

  • Válvula Presta: También conocida por las siglas SV. Perfecta para presiones altas. Mide 6,5 milímetros de diámetro y entre 42 y 82 mm de longitud.
  • Válvula Schrader: Conocida como AV. Es la misma que las de las llantas de los coches. Ideal para presiones bajas. Mide 8,5 milímetros de diámetro y entre 34 y 48 mm de longitud.
  • Válvula Dunlop: Conocida como DV. Es similar a la Presta y apenas se usa en España.

Comprar cámaras de ruedas para bicicleta: cómo elegirlas

A la hora de comprar cámaras de ruedas para bicicletas debes asegurarte de que sus medidas son las adecuadas. Deben adecuarse tanto al diámetro como al ancho de las cubiertas.

En Ciclos Campuzano puedes comprar cámaras para ruedas de bicicleta de multitud de dimensiones. Encuentra las tuyas mirando las indicaciones que vendrán impresas en tus llantas y en tus cubiertas. Debes tener en cuenta:

  • El diámetro: Es fundamental que la estructura de la rueda, la cubierta y la cámara tengan el mismo diámetro. Ten en cuenta que existen multitud de diámetros de ruedas en el mercado, así que si compras los elementos por separado, asegúrate de que todos tengan el mismo.
  • El ancho: Las cámaras son bastante flexibles, por lo que suelen adaptarse a distintos tipos de anchos de llanta y cubierta. No obstante, lo mejor que puedes hacer es comprar cámaras para ruedas de bicicleta con el ancho adecuado, ya que de lo contrario serán más difíciles de colocar y tendrás que hincharlas de menos o de más.

En Ciclos Campuzano puedes comprar cámaras para ruedas de bicicleta de todas las dimensiones y con todo tipo de válvulas. Además, encontrarás cámaras con sistemas especiales antipinchazo, reforzadas para evitar al máximo roturas.

¿Y cuál es la presión adecuada a la que debes inflar las cámaras de tus ruedas? En el flanco de la cubierta también tendrás indicado el rango de presión adecuado que deberás aplicar a la cámara. No es una medida fija, porque la presión de las ruedas es algo con lo que todo ciclista puede jugar, dentro de ese rango recomendado, ya que diferentes niveles de presión o, lo que es lo mismo, diferentes cantidades de aire en el interior de las cámaras darán como resultado diferentes condiciones de rodamiento y conducción.

La presión adecuada variará en función de la temperatura exterior y las circunstancias meteorológicas, del tipo de terreno por el que vayas a circular y del ciclismo que practiques. Si necesitas más agarre y control, deberás bajar ligeramente la presión. Por el contrario, la presión más alta permite rodar más rápido.