Cascos bici infantil 

El casco infantil para bicicleta es un elemento de seguridad imprescindible. Ningún niño debería subirse a una bici sin llevar un casco homologado y bien colocado.

Ten en cuenta que los niños son mucho más propensos a sufrir caídas cuando montan en bicicleta, porque no la dominan tanto como los adultos y porque suelen ser menos precavidos y más arriesgados. Además, los niños pequeños no tienen la suficiente capacidad de reacción para saber cómo caer bien, protegiendo la parte más delicada de su cuerpo, la cabeza. Por eso es tan importante que la lleven siempre bien protegida con el casco de bicicleta para niños.

Nuestro consejo es que no te la juegues a la hora de comprar cascos infantiles para bicicleta. Prima la calidad y las marcas especializadas por encima del diseño más o menos atractivo para los niños. En Ciclos Campuzano puedes estar tranquilo y saber que, elijas el modelo que elijas, estás comprando cascos para niños homologados y con todas las garantías de calidad y seguridad. 

31,96 € 39,95 € -20%

PESO: 269 gr.ABERTURAS: 15TALLA: ÚnicaCONSTRUCCION: Carcasa policarbonato Fusion In-Mold.SISTEMA DE AJUSTE: Ergo FitVisera Snap-InHebilla anti-pellizcos.

31,96 € 39,95 € -20%

PESO: 252 gr.ABERTURAS: 8TALLAS:XS 48-52S 52-56SISTEMA DE AJUSTE: Ergo DialHebilla anti-pellizcos.

19,96 € 24,95 € -20%
Showing 1 - 5 of 5 items

Un niño sobre una bicicleta es un niño feliz. Pero además tiene que ser un niño seguro. No te olvides nunca de colocarle un casco infantil para bici de calidad y homologado, porque es la forma más eficaz de protegerlo.

En los últimos años, el uso del casco para bicicleta se ha generalizado bastante. Su uso cada vez más extendido ha logrado reducir el número de muertes y de lesiones graves en accidentes.

Sin embargo, inexplicablemente todavía son muchos los padres que no colocan el casco infantil para bicicleta a sus hijos salvo que vayan a circular por carretera. Quizá porque piensan que en otros terrenos no van a estar expuestos a tantos peligros. Pero se equivocan.

Si tu hijo monta en bicicleta, aunque sea en zonas sin tráfico, debería llevar siempre puesto su casco para niños. Da igual que solo vaya a circular por el parque, por el campo o incluso por la acera. El peligro existe y es mejor prevenirlo.

Los niños tienden a ser más alocados que los adultos cuando montan en bicicleta y, sobre todo, más arriesgados e impredecibles. Además, son inexpertos y no dominan tanto la bicicleta. Es fácil que se confíen, pierdan el control y se caigan varias veces. Caídas que pueden quedar en un susto sin importancia si los niños van bien protegidos con casco infantil para bicicleta, rodilleras y coderas. Pero que pueden tener consecuencias graves si los niños van desprotegidos.

A la hora de comprar cascos de bicicleta para niños no todo vale. Seguro que vas a encontrar cascos infantiles en muchas tiendas, decorados con personajes que a los peques les resultan muy atractivos. Pero lo que realmente debes valorar no es el diseño, sino la calidad. En Ciclos Campuzano somos muy conscientes de la responsabilidad que supone vender artículos de seguridad, más aún si van destinados para los más pequeños. Por eso podemos asegurarte al 100% que nuestros cascos infantiles para bicicleta cumplen con las más estrictas exigencias.

Comprar cascos infantiles para bicicleta: qué debes tener en cuenta

Toma nota de las características que debes valorar a la hora de comprar cascos infantiles para bicicleta:

La talla

Es importantísimo que compres a tu hijo el casco para bicicleta de la talla correcta. Para ello, debes medir su perímetro craneal, que es el que determina el tamaño del casco infantil para bicicleta.

Como regla general, los perímetros craneales de los niños suelen estar entre las siguientes medidas en función de la edad:

  • De 0 a 3 meses: entre 39 y 41 centímetros.
  • De 3 a 9 meses: entre 43 y 46 centímetros.
  • De 12 a 18 meses: entre 47 y 49 centímetros.
  • De 2 a 4 años: entre 50 y 52 centímetros.
  • De 5 a 8 años: entre 53 y 55 centímetros.
  • De 9 a 16 años: 56 centímetros.

Los cascos para adultos están disponibles a partir de 56 centímetros.

No obstante, todas estas medidas de cascos de bici para niños son orientativas. Lo mejor que puedes hacer es medir tú mismo el perímetro craneal de tu peque para saber cuál es la talla que necesita. Para ello, coloca la cinta métrica dos dedos por encima de las cejas, que es donde deberá ir colocado el casco, y mide la circunferencia.

El ajuste

Los cascos infantiles para bicicleta de calidad tienen siempre un sistema de ajuste en la parte posterior, generalmente a través de una rueda o rosca. Esto nos permite que el casco quede perfectamente fijado en la cabeza del niño, sin que baile ni le apriete demasiado.

En la parte delantera, el casco debe ajustarse mediante las dos correas que rodean las orejas y se abrochan bajo el mentón.

Los materiales

Los cascos de ciclismo para niños suelen estar elaborados con tres capas diferentes de materiales. El exterior generalmente es de plástico de gran dureza, para actuar de barrera ante un impacto sin llegar a romperse.

Debajo del plástico hay una capa de poliestireno, tricomposite, kevlar o fibra de vidrio, en función de la gama de la que estemos hablando. Se trata de la parte más importante del casco, ya que es la que es capaz de absorber y desviar la fuerza del impacto para evitar que llegue hasta la cabeza del niño.

Además, generalmente los cascos infantiles van recubiertos por dentro con algún material acolchado que los hace más cómodos, como la espuma.

Siempre homologados

La mejor manera de asegurarte de que el casco infantil para bici que elijes para tu hijo cumple con todas las exigencias y garantías de seguridad es cerciorarte de que está homologado. Es fundamental comprar cascos de bici para niños de calidad y homologados con la norma CE – EN 1078.

Ligereza, transpirabilidad y comodidad

Evidentemente, lo más importante es que los cascos de bicicleta para niños sean seguros, pero además deben ser cómodos, porque de lo contrario no van a querer usarlos y ponérselos se va a convertir en una batalla.

Los niños deben sentirse confortables con el casco puesto. No debe apretarles, por lo que es fundamental que elijamos la talla adecuada y lo ajustemos y coloquemos correctamente.

Además, es recomendable que los cascos infantiles para bici sean ligeros, porque el peso excesivo puede llegar a molestarles.

Por último, es importante que el casco sea transpirable, para que el calor y el sudor no se acumulen y acabe convirtiéndose en un horno insufrible.

Comprar cascos de bicicleta para niños: cómo colocarlos

Comprar cascos de bicicleta para niños de calidad es fundamental, pero también es importante saber colocarlos correctamente.

  • Sitúa el casco de forma totalmente horizontal, dos dedos por encima de las cejas.
  • Ajusta el casco con la rueda trasera hasta que quede bien sujeto, pero no apriete.
  • Coloca las cintas delanteras a ambos lados de la cabeza, formando una uve que rodee cada oreja.
  • Cierra las cintas bajo el mentón, dejando un dedo de holgura que permita al niño abrir al máximo la boca.

En Ciclos Campuzano puedes comprar cascos infantiles para bici de la mejor calidad. Tienes varios modelos a tu disposición en diferentes tallas. Echa un vistazo, seguro que encuentras el que mejor se adapta a las necesidades de tu hijo o hija.